Si previamente tuviste acceso a una de las licencias de tu lista y, posteriormente, has dejado de tenerlo, comprueba el estado de la licencia. Algunos editores conceden un período de prueba, es decir, facilitan el acceso durante unos días. Una vez acaba este período, aparecerá como prueba caducada y será necesario que compres la licencia para que puedas continuar utilizándola.